Contacta con nosotros

El Planeta de los Toros

PLANETA TORO – 🇫🇷 El Pulso de la Tauromaquia en Francia. Nimes y Vic-Fezensac.

Primeros síntomas

La tauromaquia se reactiva en Europa. En Portugal se suceden múltiples festejos en plazas menores. En España la supuesta post pandemia ha devuelto las ganas de toros a los españoles. Las Ferias importantes, salvo las de Castellón y  Valencia, boicoteadas por la lluvia, han gozado de mayor afluencia de público que antes de la “peste”. Y en Francia las previsiones conducen a un moderado optimismo. Con matices, porque en Vic-Fezensac la feria terminó como el rosario de la aurora. Pierre Vidal, desde Vic, y Rodolfo Arias, desde Nîmes, nos informan   

Feria de Pentecostés de NIMES :
Motivos de optimismo por Rodolfo Arias.

Con la llegada de Pentecostés, la primera parte de la temporada en las grades plazas francesas å el paso a la intensa actividad del verano y procura la ocasión de hacer un primer balance.

El espectro reducido de los carteles de la Feria de Vic-Fezensac caracterizada por su aspecto « torista Â» sólo permite sacar conclusiones limitadas sobre la vuelta a una actividad taurina normal después de los años de pandemia que acabamos de vivir, lo que conduce a volverse hacia Nîmes, que también tiene Feria en tales fechas.

Por su antigûedad (el anfiteatro nimeño cumple setenta años de feria taurina), por su extenso número de festejos, por su variedad con corrida camarguesa, novillada, corrida portuguesa, de rejones y no menos de cuatro corridas formales, por las numerosas alternativas de postín que se han dado en su ruedo, el coso de Nîmes se puede considerar como el barco insigne de la flota francesa de plazas de primera categoría. 

Y como tal, ser materia de reflexión y prospectiva en cuatro a toros en este año 2022.

***

Primera observación : la nimeña Feria de Pentecostés se desarrolla en un ambiente particular imbuido a la vez en el alivio de vislumbrar por fin la vuelta a la vida normal después del agotador periodo de pandemia mundial y la instabilidad debida al largo ciclo electoral que conoce Francia hoy en día. Y resulta clarísimo que el placer de conectar de nuevo con la fiesta y la vida social ha prevalecido sobre la preocupación económica nacida de la actualidad internacional.

Así es como se pudo comprobar la intensa presencia en las celebraciones alrededor de la feria (60 000 personas por el desfile de inauguración, más de 10 000 en los conciertos a la vera de la plaza de toros…) y una venta de entradas para los festejos taurinos que sobrepasa la del año 2019.

Segunda observación : el rejuvenecimiento notable del público en la plaza de toros y en las diversas animaciones taurinas especialmente organizadas durante la feria (encierros por varias calles, clases de toreo de salón, capeas a cargo de aficionados prácticos y alumnos de la escuela taurina…).

Es de notar acerca de tales animaciones el importante papel desarrollado por le Asociación Francesa de Aficionados Prácticos con sede en Nîmes y el Centro Francés de Tauromaquia, escuela taurina de Nîmes que tenía dos alumnos acartelados en la Feria : el matador de toros El Rafi (apoderado por su profesor, el maestro Patrick Varin, y el novillero triunfador del Capote de Oro, Solalito, apoderado por su profesor, el práctico Hervé Galtier. 

Feria de Vic-Fezensac:

Amargura en Vic.

La edición de 2022 de la feria Vic-Fézensac, templo del «torismo» francés, era muy esperada. Los aficionados respondieron masivamente y la plaza Joseph Fourniol se llenó hasta  tres cuartos cada una de las cuatro corridas previstas. Este es un tema de satisfacción para los organizadores: el público de Vic fue a la cita.

Desgraciadamente, el palmarés artístico no estuvo a la altura de este público muy apegado a este mítico escenario pero también muy exigente; en exceso a veces. Los espectáculos se sucedían con su cuota de decepción y amargura. La alquimia no funcionó, provocando una violenta y descontrolada explosión al final de la Feria.

Como no se baila mucho debajo de un volcán, por fin llegó lo que ardía: un viento de ira e incomprensión que se levantó de los tendidos (esencialmente de sol). Unos momentos de vandalismo, con insultos vociferantes y lanzamiento de botellas de agua. Era como estar en un recodo del velódromo la noche de la derrota del OM (Olímpico de Marsella), el público vituperando al árbitro, a jugadores y directivos. Una nueva reacción en su forma y su violencia impropia de un ruedo. Su significado debe ser analizado. ¿Quién fue realmente el objetivo? ¿El ganadero, los organizadores, los toreros o los tres a la vez?

Vic seguirá siendo siempre Vic, una especie de pueblo galo que quiere resistir a las tendencias mercantilistas del mercado taurino. La ciudad de Gers seguirá brillando en los corazones de los aficion torista, pero esta edición de 2022 deja un sabor amargo para quienes están apegados a ella.

Pierre Vidal

Advertisement

Copyright © 2021 - EntreToros | Prohibida la reproducción y utilización total o parcial, por cualquier medio, sin autorización expresa por escrito.